Obesidad Infantil, Lo Mejor Prevenir

La Organización Mundial de la Salud, califica la obesidad y sobrepeso como epidemia a nivel mundial. Más de mil millones de personas adultas, tienen sobrepeso y al menos 300 millones son obesas y, cada vez más, nuestros hijos pasan a formar parte de esa cifra tan alarmante. La obesidad infantil es ya una preocupación generalizada.conseguirbajardepeso.wordpress.com obesidad infantil.jpg

Igual que enseñamos a los pequeños a adquirir ciertos hábitos de comportamiento, durante toda la infancia, deberíamos acostumbrarles a conseguir y mantener unos buenos hábitos alimenticios, es la mejor herencia que podamos dejarles.

Desde siempre, los bebés gorditos, rollizos, con pliegues, han llamado nuestra atención y, que el niño o la niña fuesen gorditos y colorados, era señal de buena salud, lo que los expertos califican de creencia errónea.

La obesidad, en la infancia, viene causada por comer demasiado y no hacer ejercicio. A menudo, intentamos agradar a nuestros hijos, ofreciéndoles aquello que les gusta y, dejando para más tarde, lo que no les llama la atención y es que, es de nosotros, los padres, de donde debe partir un buen comportamiento en la alimentación, nuestros hijos no pueden lograrlo solos. La prevención es la mejor opción.

Para empezar, no debemos “aislar” a nuestros hijos sino intentar hacer en la familia, ciertos cambios saludables en el estilo de vida cotidiano. Puedes considerar los siguientes puntos:

  • Introduce cambios, pero de manera gradual, ya que así podrás mantenerlos a largo plazo. Comienza por no tener la televisión encendida durante las horas de comida, cambia las bebidas gaseosas por agua o, una vez a la semana toma la iniciativa de salir a pasear con tu familia después de cenar.
  • Fija objetivos para tu familia, realistas, por supuesto. Hazlo para cada miembro de la familia, al principio y, conviértelo en objetivos de familia. Por ejemplo, comer fruta para la merienda, es un cambio pequeño, pero muy importante.
  • Anima a tus hij@s a realizar algún tipo de actividad física. Acostumbrarles desde la infancia, será un regalo magnífico. Muévete en familia. Hacer excursiones durante el fin de semana, es divertido, educativo y no mantendrá a los tuyos, tan pegados al televisor.
  • Analiza los factores que desencadenan los malos hábitos en tu familia. Quizá comer un enorme cubo de palomitas mientras ves un programa de televisión con tu familia, no sea lo mejor. Cambia el gran cubo por uno pequeño, ya has hecho un gran cambio.
  • Felicita a la familia, cada vez que logréis un objetivo. Celébralo, pero no necesariamente con comida; comparte una actividad diferente con ellos.
  • Sé positiv@. No te vengas abajo. Todo toma su tiempo, no desesperes. Acostumbrarse a unos hábitos saludables no siempre resulta tan fácil como esperamos, especialmente con niñ@s en casa, a veces es difícil decir “no”, pero a la larga os lo agradeceréis.

No esperes a mañana. La obesidad infantil es un problema realmente grave y debemos ayudar a nuestros hij@s, a crecer sanos. Es por ell@s, es por ti.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en alimentacion, bajar de peso, dietas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s