Infección Por E. coli

www.fuerakilos.com bacteria e coli.jpg

Esta semana, hemos visto, en los medios de comunicación, cómo saltaba la alarma por el grave brote de infección por la bacteria E. coli, producido en Alemania. Aunque en este caso, se haya producido un incidente grave, con resultado de fallecidos y numerosos ingresos, la infección por E. coli, es mucho más común de lo que parece.

Generalmente, este germen causa cólicos y diarrea, siendo especialmente sensibles a ello, niños y ancianos. Es común en los meses de verano y en los estados del norte USA.

Puede contraerse infección por E. coli, comiendo carne que no está suficientemente cocinada, tomando agua contaminada o leche o zumos no pasteurizados. También es habitual encontrar esta bacteria en vegetales a los que se han añadido fertilizantes naturales de estiércol, que a menudo contienen esta bacteria.

Los síntomas más frecuentes de la infección por E. coli son cólicos abdominales fuertes y diarrea, lo que puede producir deshidratación. La infección puede llegar a producir úlceras en el intestino, consiguiendo materia fecal sanguinolenta. A menudo pueden acompañarse estos síntomas con fiebre, náuseas o vómitos, así que, acude al médico enseguida, si en algún momento te ves en esta situación. El especialista diagnosticará si se trata de infección por bacteria E. coli y te administrará el tratamiento adecuado.

Lo importante, es siempre, tratar de prevenir esta infección siguiendo unas pautas sencillas:

  • Lávate las manos cuidadosamente con jabón antes de cocinar.
  • Cocina bien la carne y en ningún momento la consumas cruda.
  • No pongas carne cocinada, en platos donde, previamente había estado la carne cruda.
  • Cuando descongeles carne, hazlo en el frigorífico, no a temperatura ambiente.
  • Lava bien los utensilios que utilizas para preparar tus alimentos.
  • También deberás observar la higiene en el resto de alimentos que no sean carne, como verduras y hortalizas.
  • Si no consumes toda la comida que preparas, consérvala en la nevera, no a temperatura ambiente.
  • Si sales a comer fuera de casa, pide que la carne esté suficientemente cocinada.
  • Recuerda lavarte bien las manos al salir del baño; acostumbra a tu familia a que lo haga.

Esto son pequeños consejos que pueden ayudarte a la hora de prevenir infección por E. coli. Empecemos por este punto, prevenir y, recuerda que, si en algún momento tienes síntomas que te he indicado más arriba, debes acudir al médico lo antes posible.

Te deseo un fin de semana excelente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en alimentacion, dietas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s