Sal Y Salud

La sal, era utilizada en la Antigüedad como moneda de cambio, considerado pues, producto muy apreciado. Hoy sabemos que, en exceso, la sal es fuente de numerosos problemas.www.fuerakilos.com sal y salud.jpg

Y la consumimos en exceso, lo que puede suponer sin duda, un problema para nuestra salud cardiovascular, especialmente si tenemos problemas con la presión arterial. Por tanto, sal y salud no son buena combinación.

Reducir un poquito, la cantidad de sal utilizada a lo largo del día, permitiría salvar muchísimas vidas al año, un gesto sin apenas importancia para lograr un fantástico objetivo.

Realizando pequeños cambios, como puede ser mantener alejado el salero de la mesa, podemos contribuir a un menor consumo de sal, tan perjudicial.

Otro asunto al que debemos prestar atención, es el consumo de productos procesados industrialmente, ya que la sal, suele utilizarse para la preservación de alimentos y para conseguir mayor aceptación, por parte del consumidor, de ciertos sabores y texturas.

En numerosas ocasiones, no somos conscientes de la cantidad de sal que contienen los alimentos que ingerimos, porque no siempre lo que tiene sal tiene sabor salado, así que, deberemos vigilar, como siempre te digo, las etiquetas de los alimentos que compramos, para saber realmente qué estamos consumiendo, aunque no siempre sea posible saberlo con certeza. Por poner un ejemplo sencillo, nuestros cereales de desayuno, con sabor dulce, contienen generalmente más cantidad de sal que lo recomendable, aunque tampoco es habitual que los fabricantes indiquen la cantidad de sal añadida.

Si bien la OMS (Organización Mundial De La Salud) ha hecho llamamientos para que las compañías alimentarias reduzcan el contenido de sal de sus productos e indiquen además las cantidades que se utilizan, los resultados no han sido, de momento los esperados.

En casa, deberemos tener en cuenta, pequeñas medidas que puedan ayudarnos a reducir sensiblemente la ingesta de sal diaria. Como te he dicho anteriormente, mantener alejado el salero de la mesa ayudará; además, deberás poner poca sal en tus recetas y añadir, en su lugar, condimentos que darán sabor a tus platos. También es importante, consumir pocos alimentos precocinados e ingerir más productos frescos; los precocinados suelen llevar grandes cantidades de sal.

Permíteme, finalmente, que te indique algunos de los alimentos, con grandes cantidades de sal, que consumimos habitualmente; prueba a consumirlos con menor frecuencia, tu salud te lo agradecerá:

  • Alimentos en conserva
  • Embutidos y quesos
  • Salazones como bacalao o anchoas
  • Palomitas
  • Patatas fritas
  • Galletitas saladas
  • Hamburguesas y pizzas

Crees que podrías reducir tu ingesta de sal diaria? Compruébalo, tengo la completa certeza de que puedes lograrlo y mejorar tu salud.

Que tengas un gran día.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en alimentacion, dietas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s