Comer Fuera, Una Buena Opción?

www.fuerakilos.com comer fueraSalir a comer fuera, no es la norma general, a no ser que tengas que hacerlo por motivos de trabajo, porque tu casa quede muy lejos del trabajo, porque no quieras llevar el tupper con la comida de casa, porque te gusta comer con tus compañer@s… En fin, digamos que comer fuera por placer, no es algo que la mayoría pueda hacer tanto como le gustaría. Es más, a veces, sales a comer al restaurante y vuelves con la sensación de haber malgastado el dinero y ni siquiera te sientes satisfech@ con lo que has comido.

Esto es lo que me ocurre a veces, cada vez más. Es cierto que los tiempos que corren, no son idóneos para permitirse el lujo de salir a comer, pero, también es cierto que, trabajar

y trabajar y más trabajar y no ver la luz del día y más trabajo en casa hacen que, de vez en cuando te apetezca darte un respiro y de paso, un capricho y salgas a comer o a cenar con los tuyos.

Para empezar, diré que me encanta probar comidas diferentes, de todo tipo; no gusto de la fritanga sino más bien de platos cocinados con cariño, despacio y de manera diferente, así que intento ir a lugares en los que haya una buena relación calidad- precio y que me ofrezcan algo distinto. Y….. la conclusión, cuando salgo del restaurante, es, en la mayoría de las ocasiones “por qué no habremos comido en casa”.

A menudo achacamos la cantidad de “basura” que comemos a los restaurantes de comida rápida, pero, no sé si estarás de acuerdo conmigo en que, no importa si rápido, lento, o como quiera que sea el restaurante, cada vez más, la “basura” es el ingrediente habitual.

Me refiero a que, los ingredientes utilizados, por lo general, distan mucho de ser los de mejor calidad y, no hablo en absoluto de restaurantes económicos, los aceites, pésimos y la calidad del producto, mejor ni pensarlo. Sabemos que todos queremos economizar, los restaurantes también pero, lo que consiguen más a menudo de lo que debieran es que, aquell@s que les visitamos, salgamos desilusionad@s y con la sensación literal de haber tirado el dinero. Por si fuera poco, gastas mucho más dinero de lo que gastarías en tu casa (obviamente pagas un servicio), hasta aquí estamos de acuerdo, pero es que acaso esto les da derecho a que vuelvas a tu casa después de comer y estés toda una tarde preguntándote por qué la comida te ha sentado tan mal? Finalmente la conclusión a la que llego, muy a mi pesar es que, la próxima vez, me lo pensaré, de hecho, mis salidas a restaurantes son cada vez más escasas y, siendo como es mi afición por la cocina, he decidido darme el festín con los míos, sabiendo lo que como y sabiendo cómo me va a sentar, es verdad que de esta manera no reactivo el consumo pero al menos, no destrozo mi salud.

Qué opinas? Sales a menudo a comer fuera? Es buena la calidad de los alimentos que consumes? Prefieres salir a comer o hacerlo en casa?

Te deseo un día saludable.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en alimentacion y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s