Comer Fuera Y Cuidarse

www.fuerakilos.com comer fuera sanoComer fuera de casa es, a veces una obligación, por ejemplo por temas de trabajo, o un placer, cuando quedamos con amig@s, para celebraciones u ocasiones especiales; lo que sí es cierto es que, si seguimos un plan de alimentación saludable, comer fuera no siempre resulta demasiado fácil, porque las opciones que nos ofrecen, los ingredientes, aceites y demás, no suelen ser lo que deseamos, aunque hay que decir que, cada vez hay más opciones para poder salir a comer fuera, sin que tengamos que sacrificar nuestro plan saludable.

Hoy me gustaría ofrecerte algunos

pequeños consejos, para que puedas acudir a ellos siempre que lo necesites; verás que comer fuera puede hacerse un poco más llevadero y que no nos pese la conciencia.

· Si tienes la opción, infórmate sobre el restaurante al que vas a ir; hoy día, la mayoría de ellos tienen presencia en internet y podrás ver on line, los platos que ofrecen para llevar una idea aproximada de lo que podría venirte bien.

· Elige un lugar tranquilo para sentarte a comer. Resulta curioso pero, quienes se sientan en los lugares con mayor distracción o muy cerca del televisor, comen mucho más. Merece la pena esperar y conseguir una mesa más tranquila.

· Sé el primero en pedir. No resultarás maleducad@ si lo haces de manera cortés y con ello, evitarás la tentación de pedir platos que no te convienen, después de escuchar que los ha pedido, alguna de las personas con las que has salido a comer fuera.

· Si puedes, elige patata al horno en lugar de patata frita o bien ensalada en lugar de patata frita, como guarnición

· Ojo a la descripción de los platos. Palabras como “aterciopelada” “cremosa” “tradicional”; pregunta qué significa, pues, detrás de estas descripciones sensoriales, cada vez más habituales en restaurantes, suelen ir ingredientes “prohibitivos”.

· Los aperitivos suelen estar cargados de grasa, así que, evítalos en la medida de lo posible; panecillos con mantequilla, patatas fritas con salsas….no lo necesitas.

· Si eliges una ensalada, presta atención, porque ensalada no siempre es sinónimo de saludable, si le añades, por ejemplo, pollo rebozado, crotones o salsas muy calóricas.

· Elige platos cuyo método de preparación influya en el contenido en grasa y calorías, como pueden ser parrilla, asados o vapor. Unos mejillones al vapor resultan deliciosos, nutritivos y una magnífica opción si no quieres ganar peso.

· El alcohol, con moderación; recuerda que son calorías vacías, igual que los refrescos azucarados. Elige agua fresca, lo mejor. Si eliges vino, no necesitas pedir una botella; tienes la opción de elegir una copa, que será suficiente.

· Un consejo imprescindible a la hora de comer fuera, es vigilar las porciones que comes. Es mejor no terminar tu plato, compartirlo o llevarte lo que te queda, en lugar de comer hasta no poder más. Escucha las señales y sabrás cuándo dejar de comer.

· Sobra decir que debes evitar los postres muy calóricos o, si finalmente has elegido uno, compártelo y deja que la persona con quien lo compartes, se lleve la mayor parte.

Si sigues estos pequeños consejos, comer fuera no será un problema para ti, podrás disfrutar y cuidarte a la vez, sin tener que poner excusas para no salir.

Ya lo sabes, comer fuera y cuidarte, sí puede ser una fácil combinación. Anímate.

Que pases un gran día.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en bajar de peso, consejos de alimentacion, consejos de salud, dietas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s