Vitamina D y Obesidad

www.fuerakilos.com vitamina d y obesidadSabías que ser obes@ puede causar deficiencia en vitamina D? pues así es, la vitamina D ayuda a tu organismo a absorber el calcio, indispensable para unos huesos sanos. Por el contrario, impulsar, de alguna manera los niveles de vitamina D, no nos ayudará a perder peso.

Los expertos afirman que, si aumentas en un 10% tu IMC (Indice de Masa Corporal), puedes llegar a tener

una caída de un 4,2% en tus niveles sanguíneos de vitamina D.

Una cantidad nada despreciable de personas tienen deficiencia de vitamina D; curiosamente, de estas personas, muchísimas son obesas.

Tras numerosos estudios, los expertos afirman que las personas con cierta predisposición genética a tener un peso corporal mayor, tienden a tener genes relacionados con niveles más bajos de vitamina D, lo que no es demasiado alentador si tenemos en cuenta lo que explicamos anteriormente, es decir, el “conseguir” un extra de vitamina D no les hará perder peso, es más, sus genes provocarán incluso que sus niveles de vitamina D se hagan menores, aunque hay que decir también que, el hecho de tener bajos niveles de esta vitamina, no implica que necesariamente una persona esté destinada a ser obesa.

Sin embargo y según afirman los investigadores, la reducción del IMC en personas obesas, pueda conseguir que los niveles de vitamina D sean mayores.

En cuanto a la relación entre vitamina D y pérdida de peso, hay que decir, que algunos investigadores no están de acuerdo en ello, pues hay quien afirma que un aporte extra de vitamina D, podría ayudar a una pérdida de peso, eso sí, muy modesta y sin considerarlo, por supuesto una respuesta a un problema de sobrepeso. Se piensa que los suplementos de vitamina D, podrían ayudar a perder peso al aumentar el metabolismo de las células de grasa o la reducción de la inflamación que puede llevar al aumento de peso. No obstante, se necesitarían más estudios para llegar a conclusiones más rotundas.

Diariamente, se recomiendan 600 UI diarias de vitamina D (unidades internacionales por sus siglas); para las personas mayores de 70 años el aporte diario, sería de 800 UI. Para que puedas hacerte una idea, un vaso de leche contiene unas 100UI.

La luz solar es una de las principales fuentes de vitamina D para el ser humano, pero la preocupación sobre un posible cáncer de piel nos lleva a limitar la cantidad de exposición solar, por lo que habrá que prestar atención;, 10 ó 15 minutos tres veces a la semana, es suficiente. Por otra parte, en la alimentación diaria, podemos obtener aporte de vitamina D, presente en alimentos como pescado azul, salmón, atún o caballa. La leche fortificada con vitamina D, es otra opción recomendable, así como cereales también fortificados con esta vitamina. Podrás encontrarla también en mantequilla y ostras.

Disfrutar el sol en la medida de lo posible y consumir alimentos ricos en vitamina D, quizás no ayude a perder peso, pero sí te ayudará a mantener unos huesos fuertes y una buena salud futura.

Espero que este artículo haya sido de tu interés.

Que pases un gran día.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en alimentacion, bajar de peso, dietas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s