Cupcakes, Moda O Placer Culinario?

www.fuerakilos.com cupcakesQuienes estén al día de lo que “se lleva” o no en la cocina, sabrán que, en algunos países, están de rabiosa actualidad lo que tod@s conocemos como cupcakes, esos hermosos pastelillos que, much@s han conocido por una famosa serie norteamericana, mientras que otr@s, conocen simplemente, desde el principio de los tiempos. En realidad los cupcakes surgen sobre el siglo XIX, pero no es hasta nuestro tiempo, que llega a su máximo apogeo.

Procedentes de

Estados Unidos, los cupcakes han invadido el mundo y, quien no ha probado uno, parece “no ser nadie” en el aspecto culinario. Hay que reconocer su gran vistosidad, la diferente gama de sabores, glaseados y buttercream, que hacen que estos pastelitos sean la reina de la fiesta.

Y es que, un cupcake, en principio, es una especie de bizcochito o madalena, como las que conocemos desde siempre, hechas con ingredientes que siempre hemos utilizado para tal, a la que añadimos, diferentes “adornos” que lo lleva a formar parte del mundo de los cupcakes. Y ahí es donde entra la cuestión por la que he decidido hablar de ellos, porque, me resulta difícil pensar que, una sociedad en la que las tasas de obesidad se multiplican a un ritmo impresionante, elija hacer esta especie de “veneno alimenticio” que en mi opinión son los cupcakes. Insisto en que, la madalena en sí, tiene los mismos ingredientes que hemos utilizado siempre, que ya de por sí, suponen una carga importante de grasa y azúcar, pero, añadido a esto, llevan una crema de mantequilla y azúcar que, para quienes no estamos acostumbrados a tal receta, resultan muy difíciles de comer y lo más importante de digerir. Recuerdo, hace escasas semanas, en mi inmensa ignorancia e insistencia por convencerme de que los cupcakes no eran sino lo que ya imaginaba, decidí entrar en un establecimiento en el que no pude encontrar mesa libre, al que tuve que volver para tener un huequecito y probar los maravillosos cupcakes. Era mi primera vez, efectivamente, pero también sería la última; mi estómago recordaba, al día siguiente, lo que le había dado y juró que jamás volvería a admitir semejante cosa.

En tono más serio he de decir que, me cuesta creer que jovencitas y no tan jovencitas, que se interesan activamente por su peso y apariencia física, acudan a estos lugares para disfrutar de lo que es cualquier cosa menos un alimento saludable o aconsejable y que atenta contra nuestra salud, aunque también tengo que reconocer que, en la mayoría de los platos donde podía ver cupcakes, quedaba para el olvido, gran parte de la buttercream, afortunadamente.

En resumen, creo que, modas de este tipo, que duran ya demasiado, deberían servirnos, únicamente para concienciarnos de que no son más que un verdadero peligro para la salud, que comernos uno solo de estos cupcakes, es de lo peor que podamos hacerle a nuestro organismo, cantidades abrumadoras de grasa y azúcar, para un sabor que, sencillamente no dice nada.

Me gustará recibir tus comentarios y opiniones. Eres un/a gran defensor de los cupcakes?

Que tengas un día magnífico.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en alimentacion, bajar de peso, consejos de alimentacion, consejos de salud, dietas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s