Borra La Palabra “Gorda” De Tu Diccionario

www.fuerakilos.com gordaLamentablemente, la palabra “gord@” forma parte de las expresiones que escuchamos a diario, en la escuela, en el trabajo, en la calle, en cualquier lugar, para referirse a una persona con exceso de peso y no suele hacerse, precisamente de manera cariñosa sino más bien despectiva.

Una reciente investigación

afirma que, señalar con esta palabra a las chicas, de manera continuada en el tiempo, desde una edad temprana, puede conducir a comportamientos que, favorezcan la obesidad en etapas posteriores de la vida.

Durante nueve años se hizo seguimiento a dos grupos de niñas de algo más de 1000 niñas cada grupo, de diferentes razas. A un 58% aproximado de todas ellas se les había dirigido, desde los 10 años, el poco acertado calificativo de gorda.

El equipo de investigación encontró que aquellas niñas a las que se les dirigía la palabra gorda, eran más propensas a ser obesas a los 19 años, en comparación con aquellas niñas a las que no se les había etiquetado por su sobrepeso.

Diez años más tarde, las consecuencias de sufrir que te llamen gorda, siguen ahí, han dejado una huella difícil de borrar y, según los investigadores, cuanto mayor es el número de personas que te llama de esta manera, más probabilidades hay de serlo, al margen de otros factores influyentes en nuestra vida después de una década.

Es posible que estés leyendo esto y pienses que te suena exagerado, pero no lo es, realmente no lo es, la estigmatización de las personas con sobrepeso, desde la infancia, es real, muy frecuente y puede marcarte para el resto de tu vida, incluso personas que en su edad adulta no tienen sobrepeso, siguen viéndose, a sí mismas como aquella “gorda” del colegio y su principal preocupación diaria es la de no seguir siéndolo.

Cuando nos sentimos mal, generalmente comemos más en lugar de salir a hacer deporte o elegir alimentos más sanos, es la realidad. Hacer que una chica se sienta mal porque le llamas gorda continuamente, puede conducirle a sentirse realmente mal y elevar los niveles de la hormona cortisol, que, generalmente conduce a un aumento de peso.

Si eres de esas personas a las que les hace gracia reírse de los demás por su exceso de peso y utilizar esa palabra tan desagradable, déjalo ya, no tiene gracia, no debería al menos y no la tiene, en absoluto, para la persona sobre la que se pone esa etiqueta.

Espero que este artículo haya sido de tu interés.

Que tengas un gran día.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en alimentacion, bajar de peso, enfermedades cronicas, motivacion, noticias salud y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s